10 consejos para que puedas contar cuentos

Existe un decálogo que todo cuentacuentos debe saber y entenderlo para que pueda desarrollar con mucha capacidad su talento. Estos consejos sirven para darle sabor a nuestra fábula o cuento  y que quede en la memoria de las personas que nos escuchan.

Aquí los 10 consejos para contar cuentos:

1. Creerse el mejor narrador del mundo. Esto sería lo mismo que cuando tus padres decían que eras el niño o la niña más guapo del planeta. Cuando tu hijo, tus alumnos, tus amigos y el público en general pida que les cuentes un cuento es porque les gusta escucharte narrar.

2. Lee y lee mucho. La lectura nos enriquece de ideas, amplían la imaginación y el vocabulario. Así que leamos cuentos, novelas, artículos, ensayos; todo lo que caigan en tus manos, encontrarás entre las lecturas suficiente material para contar. Recuerda que el cuentacuentos también hace una función importante como animador de la lectura. Por eso no olvides decir el nombre del autor.

3. El ridículo no existe. Forma parte de nuestros miedos internos y nos impide avanzar. Lo peor que te puede ocurrir por culpa del ridículo es no llegar a compartir el cuento con nosotros. Así que desaste de él. El ridículo es una actitud social, por ejemplo: pasearse desnudo por la calle puede hacer sentirnos ridículos ante la mirada de otros, en cambio en las tribus amazónicas lo extraño es ir vestido.

4. Disfruta el cuento. Si te entra a risa,  ríete a carcajadas, si te apetece llorar, hazlo. La relajación del cuerpo comienza cuando dejamos que las emociones afloren.

5. Habla con el cuerpo. Utiliza el cuerpo para expresarse, no sólo las palabras dan información, también los gestos hablan por ti. Con el cuerpo se puede dibujar en el aire una ola del mar.

6. Utiliza un lenguaje sencillo y coloquial. Narrar es un acto de comunicación, cuanto más natural sea tu lenguaje, mejor y más rápido nos adentraremos en el cuento.

7. No lo digas, Muéstralo. De nada sirve describir a Caperucita Roja como una niña que vivía en el pueblo. Las palabras genéricas intangibles del tipo: pueblo, niña, gozo o tristeza no muestran. Para que los cuentos funcionen hay que crear con palabras una imagen que la gente pueda fotografiar en su mente.

8. Mastica las palabras, no te aceleres al narrar, tómate tu tiempo. Respira, haz pausas, pronuncia de forma clara las sílabas, deja que se deleiten con tus palabras y dale tiempo a que visualicen todo lo que va ocurriendo en la narración.

9. Si un cuento no te gusta, no lo cuentes. No te dejes impresionar por el nombre del autor, da igual que se trate de un autor de renombre o un cuento de tu primo. Si el cuento no te motiva lo suficiente difícilmente podrá sorprender y emocionar a los otros. Busca otro cuento, otra leyenda o mito. Hay muchos cuentos que esperan para ser contados.

10. Miente siempre. No hay nada más aburrido que la realidad cotidiana de un cuento o una fábula, resulta tedioso. Miente, inventa, has soñar la historia.

Más fabulas aquí: Fabulas para niños

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*